Viajar con perros

Dog travel by car. Nova Scotia Duck Tolling Retriever enjoying road trip.

Las vacaciones, ese momento soñado tan señalado en el calendario que todos esperamos con ansia. Pero ¿Y qué pasa con nuestro perro? Ese suele ser otro dilema. Lo más habitual siempre ha sido dejarlo con algún familiar, amigo o residencia para mascotas. Pero hay una cosa que no se puede negar, “no hay lugar como el hogar” y, para tu perro, ese hogar eres tú.

Llevar a nuestro mejor amigo peludo de vacaciones está cada vez más de moda gracias a las facilidades que antes no existían. Playas perrunas, hoteles que aceptan mascotas, restaurantes, alojamientos dog friendly, rutas en plena naturaleza… Cientos de opciones que, bien organizadas, pueden ser un éxito tanto para nosotros como para los perros. Eso sí, la organización es esencial. En internet podrás encontrar cientos de recomendaciones, asegúrate de que el destino es apto para tu mascota y sus necesidades, ten fichado el centro veterinario más cercano para estar más tranquilo, no te olvides de verificar que sus vacunas y exigencias médicas (en caso de viajar al extranjero) están al día y prepara una maleta en la que no le falte todo aquello que le gusta y le hace sentir como en casa: su peluche, su pienso, sus chucherías, su manta etc.

Ahora bien, el viaje en sí será toda una aventura inusual para tu perro, así que debes cuidar que no se estrese en el desplazamiento. ¿Cómo? Aliviando el estrés que puede causarle estar fuera de casa en una circunstancia a ratos agobiante y desconocida, ayudándole a estar lo más cómodo posible.

Además, una excelente opción es darle un tranquilizante natural de forma preventiva (al igual que nosotros nos tomamos pastillas para no marearnos o para relajarnos si viajar en avión nos produce ansiedad).

Productos como MOOIZA zen son ideales para estas ocasiones ya que son naturales y altamente tolerables, aportando al perro el plus de tranquilidad que necesita en situaciones extrañas y novedosas. Además, como está hecho en forma de galletas con sabor a pollo, son una tentación irresistible.

Plantas como la valeriana o la raíz de San Juan tienen un efecto muy positivo para la calma y el bienestar del animal. Con estos productos naturales se recomienda empezar la administración aproximadamente una semana antes del viaje y dárselo de forma habitual hasta que regrese a casa.

Hoy en día viajar con nuestro mejor amigo no solo es posible y sencillo, sino que puede hacerse de forma segura y sin que el perro sufra con el cambio.

¿Te ha gustado el post? ¡Compartelo en tus redes sociales!

Equipo Mooiza

Hacemos complementos nutricionales ricos y saludables para perros. Porque tu perro se merece una vida sana y feliz junto a ti.