El uso correcto de suplementos nutricionales

279A5264-scaled-2560x1280

Cuidar la salud de tu perro no se basa solo en llevarlo al veterinario cuando presenta síntomas de enfermedad, el cuidado de la salud de un animal comienza en casa, con una buena alimentación y un estilo de vida saludable y acuerdo a sus necesidades.

 

Estamos seguros de que el pienso que come tu perro es el mejor que puedes darle, aun así, en ocasiones pueden aparecer ciertas carencias nutricionales que pueden deberse a varios factores como la edad, la raza o, en casos más extremos, problemas de salud graves.

 

Si crees que tu perro puede tener problemas de salud que estén evitando que pueda desarrollarse con normalidad o que estén afectando a su calidad de vida, no dudes en llevarlo a un veterinario para que lo examine.

 

Para las carencias nutricionales hay fácil solución, dispones en el mercado de diferentes tipos de suplementos que pueden adaptarse a tu perro y mejorar el aporte nutritivo.

 

A continuación, vamos a ver qué son los suplementos nutricionales para perros y cómo se deben suministrar.

 

¿Qué son los suplementos nutricionales?

 

Son elementos que concentran una gran cantidad de nutrientes específicos y que se utilizan para complementar la ingesta alimentaria en momentos concretos. Lo más importante es que los suplementos no deben sustituir una dieta equilibrada y adecuada.

 

La gran mayoría de los complementos son de origen natural, por lo que los perros suelen tolerarlos de forma óptima desde la primera ingesta y pocas veces suelen presentar efectos secundarios.

 

Para que los suplementos nutricionales tengan efecto en la salud del perro es importante que su ingesta sea regular, adecuada y duradera:

 

  • Regular: de forma constante todos los días.
  • Adecuada: respetando la dosis recomendada según el peso del perro.
  • Duradera: al menos utilizar los suplementos durante unas semanas, para que se pueda conseguir un efecto. 

 

Una recomendación que damos es que en los primeros días se suministre una dosis más baja, para asegurar que el perro tolera el suplemento y no causa ningún tipo de reacción alérgica ni efecto secundario (es muy poco probable pero debes proceder así con cualquier cosa nueva que añades a la dieta de tu perro).

 

Una vez iniciada la toma de prueba y esté correcto, puedes pasar a suministrar la dosis diaria completa, repartida en dos tomas (una por la mañana y otra por la noche) o más.

 

Los suplementos nutricionales de Mooiza pueden añadirse a las comidas habituales del animal o pueden darse como premio a lo largo del día, cómo te sea más fácil y siempre respetando la dosis recomendada.

 

Asegúrate de acompañar estos suplementos con una dieta equilibrada y adecuada para optimizar y aumentar sus efectos, ejercicio físico y una buena higiene y verás como la salud de tu perro mejora cada día.

¿Te ha gustado el post? ¡Compartelo en tus redes sociales!

Equipo Mooiza

Hacemos complementos nutricionales ricos y saludables para perros. Porque tu perro se merece una vida sana y feliz junto a ti.