Alergias e intolerancias en perros

alergias en perros

Uno de los problemas más frecuentes de salud en perros son las alergias (ya sean alimenticias o ambientales), las cuales pueden llegar a perturbar el bienestar y la salud de nuestra mascota.

 

Aunque la gran mayoría de estas alergias son de nacimiento, algunas pueden desarrollarse a lo largo de toda su vida, por eso es importante tener siempre un ojo puesto en los síntomas que puede presentar un perro para poder atajar estos problemas de salud de forma adecuada y causar el mínimo malestar posible al animal.

 

Cuando se desarrolla una alergia podemos observar que se desencadena una reacción de “defensa” en el perro, el cual desarrolla síntomas como un lagrimeo excesivo, hinchazón de los ojos, dificultad para respirar o picores excesivos (se rasca en exceso).

 

Este tipo de reacciones las produce el sistema inmunológico del animal, al detectar algún elemento que puede llegar a afectar al bienestar y salud del organismo. Por eso entra en “modo defensa” con el objetivo de proteger al perro.

 

Hay varias razones por las que puede desarrollarse una reacción alérgica, hoy vamos a hablar de las más comunes:

 

  • Alergias alimenticias: al igual que ocurre con las personas, los animales también pueden tener alergias e intolerancias a ciertos alimentos. En algunos casos puede desarrollarse una reacción por haber consumido un alimento prohibido para los perros (consulta el artículo de alimentos prohibidos para perros); en otras ocasiones puede producirse una alergia o intolerancia a determinados componentes presentes en la comida (p.e. pollo, gluten, etc.). Si este es tu caso, debes adaptar la alimentación de tu peludo y evitar aquellos ingredientes dañinos. Las alergias alimentarios son más bien raro en perros pero las intolerancias a ciertos ingredientes bastante comunes.

 

  • Alergias a componentes ambientales: exactamente, igual que las personas, los perros y otros animales también pueden llegar a desarrollar alergias a elementos ambientales (por ejemplo, al polen), generalmente este tipo de alergias suelen ser temporales y más frecuentes durante ciertas épocas del año (sobre todo en primavera), aunque lo cierto es que, al igual que para nosotros, es algo bastante molesto también para los perros.

 

  • Reacciones a pulgas e insectos: aunque menos frecuente, algunos perros también pueden presentar reacciones alérgicas a pulgas, garrapatas, ácaros y otros insectos.

 

A continuación, vamos a ver los tipos de tratamiento que existen para tratar estas reacciones alérgicas:

 

  • Consulta a un profesional: está claro que ante cualquier síntoma lo que tienes que hacer es consultar tu caso con un veterinario para estar 100% seguro.

 

  • Una buena higiene: una de las opciones que tienes para reducir los efectos de la alergia es mantener una higiene óptima del perro, usando siempre productos adecuados. Aún así, es importante que los baños no sean regulares (un par de veces al mes es más que suficiente) ya que puedes perjudicar su microbiota natural que lo protege de enfermedades y así le dejas aún más vulnerable.

 

  • Mantén las medidas antiparásitas al día: ya sean pipetas, collares o pastillas, mantenlas al día (si es posible, usa más de una, ya que no son infalibles)

 

  • Dale alimentos y piensos de calidad: sin duda lo que más afecta al bienestar del perro son los piensos y alimentos de calidad (también puedes usar complementos alimenticios como los productos de Mooiza para darle un plus de salud)

 

Por último, queremos comentarte que es recomendable hacer un test de intolerancia alimentaria si tienes la sospecha que a tu peludo algo le siente mal. Así puedes detectar y descartar problemas digestivos (tu veterinario o nutricionista canino puede asesorarte sobre esto).

¿Te ha gustado el post? ¡Compartelo en tus redes sociales!

Equipo Mooiza

Hacemos complementos nutricionales ricos y saludables para perros. Porque tu perro se merece una vida sana y feliz junto a ti.